lunes, 26 de octubre de 2015

ENTREVISTA EN "LA ROSA DE LOS VIENTOS" (ONDA CERO)

Estimados amigos, os dejo el enlace al podcast de la entrevista que me realizó Bruno Cardeñosa en el programa nacional "La Rosa de los Vientos".
La entrevista da comienzo a la hora y cuarenta minutos: 1.40.00
Doy gracias de corazón a Bruno, pues ha sido un lujo y todo un honor haber podido hablar de espiritualidad en su exitoso programa.
Muchas bendiciones a todos.   


http://www.ondacero.es/programas/la-rosa-de-los-vientos/programas-completos/la-rosa-de-los-vientos-25102015_20151025562d0c2e4beb2838ade59878.html

2 comentarios:

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

He escuhado tu entrevista radiofónica tres veces, Javier y lo he hecho porque da gusto escuchar cómo das rienda suelta al pozo de sabiduría que albergas y cómo lo haces fluir al exterior a través de tus palabras. Sin duda, tu trayectoria es admirable y refleja la inquietud del ser humano por la mejora, el desarrollo de la espiritualidad y en el conciliar los opuestos, a través de los cuales nos completamos. Me quedo con tu frase "las incompatibilidades sólo existen en la mente", con tus reflexiones sobre los que nos aportan los cambios aceptados, en lo qué consiste el reinventarse y con tu humildad para reconocerte como un marco de una ventana pero invitando a ir más allá, a mirar la realidad a través de él. Pues yo creo que eres mucho más que ese marco, Javier. Gracias por tus inspiradoras palabras, por todas tus actividades que tanto te han curtido y completado como ser humano y a través de las cuales has podido desarrollar valores tan humanos como la empatía, el respeto, la generosidad o la inclusividad, todos posibles a través del autoconocimiento al que te han llevado las disciplinas estudiadas y al que tú ahora puedes facilitar con esas mismas disciplinas, pero como maestro, a tus alumnos y a todos los que te escuchan y siguen. Has nacido para ayudar y eso es lo que estás haciendo.

JAVIER AKERMAN dijo...

Gracias a ti, querida Maria Jesús, por tus palabras de apoyo, cariño y amistad.
No puedo pedir más.
¡Un abrazo de luz!