viernes, 2 de abril de 2010

¿QUÉ ES LO QUE TE PERTENECE?


¿Qué es tuyo? ¿Qué es mío? ¿Qué es de todos? ¿Hay realmente algo que nos pertenezca?
La sociedad se divide constantemente, como una célula cancerígena, por culpa del "apego" y del "deseo incontrolado de pertenencia".
Soy español, soy vasco, soy europeo, soy americano, soy del Barça, soy del Real Madrid, soy creyente, soy ateo, soy...soy...soy...
Multiplicidad egoica que se aferra a elementos efímeros e impermanentes. ¿Que quedará de nuestro "soy" mañana, dentro de diez años o pasado un siglo?
¿Que "soy yo ahora mismo"? ¿Quien mira detrás de esos ojos azules, verdes o marrones?
Deberíamos reflexionar sobre estas palabras extraídas de dos tradiciones vivas y vigentes :
"Lo que no sea tuyo, abandónalo. Cuando lo hayas abandonado, esto te conducirá al bienestar y a la felicidad" (Buda, Los discursos conectados).
"Así que, todo lo que queráis que los hombres hagan por vosotros, así también haced por ellos". (2. Mateo 7:12)

14 comentarios:

Ivonne dijo...

Maravilloso esto que publicas. Gracias por compartirlo, una gran enseñanza.

JAVIER AKERMAN dijo...

Gracias Ivonne.
feliz fin de semana.
Un abrazo.

forseti99 dijo...

Ahora si que ¿Para qué pelear por poseer otras cosas sin ser primero uno dueño de si mismo?

Muy bueno, con esto me has recordado la historia de "Las cuatro mujeres", al final, lo único que nos pertenece es nuestra mente:

Las Cuatro Mujeres

JAVIER AKERMAN dijo...

Sí, Forseti, la historia ilustra parte de lo que acabo de decir en esta entrada.
Un fuerte abrazo.

ver con los ojos del corazon dijo...

Muy sabias palabras, querido Javier...que nos abren a una profunda comprensión de cuál es nuestra verdadera Identidad... más allá de lo que creemos ser...

Abrirnos en sielncio...para que´ésta se pueda manifestar desde EL SER...BUDA... EL CRISTO.

Es esencia Única... nuestra naturaleza Primordial... la unión de los 4 Kayas.

Un fuerte Abrazo, hermano... y siempre gracias...

Recibe un ramillete de flores tiernas... abriendo sus pétalos a la esencia del Universal Amor.

Carmen.

Joy dijo...

Maravilloso trabajo el de desapegarse de lo que uno cree ser, y que nos aleja de lo que verdaderamente somos...

... y liberador!

Tavoficuos da Masra dijo...

Dividirnos-definirnos nos da una cierta seguridad, pero nos coharta la posibilidad del todo.
Siempre me dió gracia la capacidad de auto-organizarnos frente a algo: a mi vecino no lo soporto, pero me uno a él para combatir al de enfrente; si vienen rufianes del otro barrio, me uno al de enfrente para hacerles frente y así a ecala nacional y regional ¿qué nos hará unirnos frente al todo?
Un abrazo.

JAVIER AKERMAN dijo...

Cierto Joy. Es la absoluta liberación del sufrimiento.
Un abrazo y feliz semana.

JAVIER AKERMAN dijo...

Efectivamente Tavoficuos. Así es.
Un completa incongruencia.
Un fuerte abrazo y feliz semana.

JAVIER AKERMAN dijo...

Gracias por tan bellas flores y deseos, Carmen.
Feliz semana y un fuerte abrazo.

arianna dijo...

Llegar a entender que nada nos pertenece te hace más humilde y comprensivo hacia los que nada tienen y entiendes no debería ser así

ya no acarreas el peso de la soberbia al desprenderte de toda ilusión vana

Bienaventurados los limpios de corazón, de riquezas, porque ellos verán a Dios

Gracias Javier, me uno a los seguidores de este otro blog, en este rincón que llenas de sabiduría

JAVIER AKERMAN dijo...

Gracias Arianna, por tu reflexión espiritual tan interesante.
Un abrazo y muchas bendiciones.

María dijo...

Hola, Javier:

Me falta comentar este post, tan interesante, como el anterior, y aquí te dejo mi punto de vista.

No podemos querer poseer a nuestros seres queridos, ni nuestros hijos son nuestros, todos somos independientes, y ninguno forma parte de otro, aunque queramos intentar hacerlos nuestros, no son objetos, ni por tanto, nos pertenecen.

Un beso, Javier, y feliz comienzo de semana.

JAVIER AKERMAN dijo...

Cierto María.
Gracias por tu visita.
Un fuerte abrazo.