lunes, 6 de octubre de 2008

¿POR QUÉ SER BUENOS? SEGUNDA PARTE

Seguimos, queridos amigos, con las enseñanzas budistas acerca de la necesidad de "ser buenos". El budismo nos enseña que no es solo un precepto moral sino que conlleva intrínsecamente un factor de felicidad social demostrable. Relexionemos todos sobre estos preceptos aplicables a cualquier persona, sea cual sea su ideología o religión.
· Sabiduría y conocimiento
· Dominio de la información y de saber

Sería un error identificar el conocimiento con la sabiduría, la percepción con la intuición o la erudición con el entendimiento. El conocimiento es un bien susceptible de ser adquirido. La era de la informática ha puesto prácticamente al alcance de nuestras manos una infinita cantidad de información, de conocimientos y datos. En la actualidad es posible “acceder” y “procesar” el conocimiento, pero no la sabiduría. Si bien las ciencias amplían nuestro conocimiento, no necesariamente hacen lo mismo con nuestra sabiduría.

· Gratitud por la cotidianiedad
· Exaltación a los presupuestos de la vida
La gratitud nos impele a ser conscientes de la importancia de los demás, de nuestras relaciones, responsabilidades y de todo cuanto dota de belleza y significado a nuestra vida. Descubrir que aquello que damos por supuesto es en realidad un milagro nos hace ser humildes. La gratitud nos ayuda a tomar conciencia de que hay algo superior que nos trasciende, que la vida no es fruto del azar. La actitud de la gratitud nos enseña que ser desagradecido no es moralmente bueno, que dar las gracias nos brinda la posibilidad de vivir en gracia.
La arrogancia o el orgullo injustificado son dos formas de autoengaño. La persona arrogante se engaña a sí misma al creerse más capacitada, poderosa, íntegra, popular o atractiva de lo que realmente es. En efecto, una persona arrogante suele estar convencida de que no tiene defecto alguno y, en consecuencia, achaca sus problemas a los defectos de los demás. Sin embargo, la arrogancia nos impide luchar por ser moralmente mejor. Persuadida de su perfección, la persona arrogante es incapaz de verse a sí misma tal y como es, de admitir sus propias limitaciones, porque está cegada por el orgullo.
(Maestro Sherwin L.Byron). Si os interesa el budismo tibetano podéis visitar: www.tantrayana.blogspot.com

24 comentarios:

MAR dijo...

Mi filosofia de vida es simple… METAFISICA PURA, de lo que das recibes, lo que temes atraes…y el poder del decreto positivo.
QUIERO PASAR DE MEDITAR A VIVIR EN UN ESTADO MEDITATIVO.
El placer, el gozo, la alegría son pasajeros…depender que los otros nos hagan felices..no es sano, la dicha real para mi ha sido aprender a ser feliz conmigo misma, con mis virtudes y defectos, aceptándome, soy transparente vivo la vida intensamente, el momento doy gracias por lo bueno y me rebelo ante lo “difícil”
Besos y todo mi cariño para ti amigo, ha sido bueno para mi encontrarte.
Buenas energías para ti.
mar

JAVIER AKERMAN dijo...

Gracias Mar por tu visita y por tus palabras, que siguen la línea de este blog.
Ha sido también un placer conocerte.
Un beso.

Patricia dijo...

Hola! La verdad? me alegra mucho haberte encontrado, tengo tanta informacion aqui que si me permites me quedare ojeando tu blog por un buen rato :)
Aqui mencionas la diferencia entre conocimiento y la sabiduria. Gracias por aclarar la diferencia, es la sabiduria un don inato?
Lo de humildad es el mas precioso don que se puede aprender, gracias por recordarmelo....
Un beso,

JAVIER AKERMAN dijo...

Estimada Patricia:
La sabiduría nos pertenece a todos. Es más una actitud vital y abierta de conciencia "hacia" que un "tener algo".
Gracias por tu visita.
Un abrazo.

Gizela dijo...

Ha sido muy lindo encontrarte.
Leerte, es como...reconfortante
Un abrazo
Gizz

JAVIER AKERMAN dijo...

Lo mismo digo por ti Gizz.
Gracias mil por tu visita.
Un abrazo.

حزقيال dijo...

Muy bueno el post Javier, gracias por compartir tu sabiduría.


El Maestro Kosen dice:

Aquí abajo, el bien se vuelve mal y el mal se vuelve bien, y pasamos de uno a otro, vida tras vida, sin salir de esto jamás.

Esta es la razón por la que en la enseñanza del zen, ponemos la prioridad sobre el hecho de realizar su verdadera naturaleza eterna que siempre fue pura y lo será siempre y que no es ni buena ni mala.

Un niño esta todavía próximo a su verdadera naturaleza: hace caca, llora a veces o bien hace grandes sonrisas y encanta a toda la familia, pero no es ni bueno ni malo, ni santo ni profano.

Paz y Alegria
Ezequiel

JAVIER AKERMAN dijo...

Estimado Ezequiel:
Has resumido una gran verdad. Y partiendo desde ahí podemos llegar a comprender nuestra verdadera naturaleza.
Gracias por tu sabio comentario.
Paz y alegría.
Un abrazo.

Patricia dijo...

Gracias por la aclaracion Javier :)
Le puedo crear un enlace a este blog en mi blog de "Motivando" en la seccion "Sociedad Motivadora"?

JAVIER AKERMAN dijo...

Hola Patricia:
¡Por supuesto! Gracias por tu confianza.
Un beso.

PAOLA dijo...

Hola , realmente he hallado un oasis en este espacio tan lleno de palabras.
me tomé el atrevimiento de enlazarte a mi blog, sou yna budista frustrada porque tal vez por falta de tiempo no he profundizado, nunca es tarde, no? igual voy por ese camino de alguna manera.Gracias por este espacio infinito. Te invito a pasear por mi laberinto y me agradaría tener tu opinión.
Saludos y respetos.

JAVIER AKERMAN dijo...

Hola Paola:
Es un placer tu visita y por supuesto que voy ahora mismo a conocer tu blog.
Un cordial saludo y mis mejores deseos en el Dharma.

Wilhemina Queen dijo...

Ser concientes de que todos somos parte de un todo creo que nos lleva directo a la gratitud, a la compasión, al amor, a SER BUENOS.

No es un camino fácil, pero es un buen camino.


besotes Javier!

isamsara dijo...

Hola Javier, aprovecho este espacio zen para contarte que ayer conocí al Maestro Denkô Mesa, dio una conferencia sobre la ecuanimidad. Me pareció una persona muy curiosa. Cuando lo vi recordé que su cara me sonaba de algo... ¡de ver su foto aquí! Fue una conferencia abierta al público, muy sencilla pero profunda, tal y como es el zen. Me gustó mucho.

Lo comparto contigo. Te mando un cariñoso saludo

Isabel

JAVIER AKERMAN dijo...

Querida Isabel:
Me alegro de que hayas conocido al Maestro Denkô Mesa. El trasmite el zen en su esencia, humana y cotidiana, de una forma muy especial.
Gracias a ti por compartir.
Un abrazo.

JAVIER AKERMAN dijo...

Vero:
Absoluta verdad dimana de tus palabras.
Muchos besos.

lully desnuda dijo...

Hola apreciado Javier!!

La claridad profunda la vamos labrando cada uno de nosotros y reconocer nuestras fallas nos eleva a que esa claridad se aún más transparente y nos deja en nuestras conciencias un estado armónico absoluto. Es la verdadera felicidad.

Te abrazo desde mi alma!

JAVIER AKERMAN dijo...

Mi apreciada Lully:
Palabras mágicas las tuyas para los senderos del amor.
Besos mil.

La Mar de Mares dijo...

Hola Javi, buenos días:

Te mando un gran abrazo y un beso, muchas gracias por molestarte en ponernos textos valiosos como estos, siempre es grato tener este oasis en la oficina.
Por cierto ¿donde conoció Isabel al maestro? me encantaría poder asistir a ese tipo de conferencias o a otras semejantes, ¿hay forma de saber donde y cuándo son?

Otro beso y os deseo una feliz y relajada semana.

JAVIER AKERMAN dijo...

Hola Mar:
El maestro Denkô Mesa suele desplazarse por toda España y vosota regularmente Galicia. Os haré llegar sus conferencias y seminarios en el blog y os enviaré información de las actividades.
Gracias por tus amables palabras.
Un beso y feliz semana.

Todos tienen algo para contar...] dijo...

me gusta mucho leerte, hay mucha armonia aca y eso es icreible en estos tiempos.
Un saludo.

JAVIER AKERMAN dijo...

Muchas gracias, los apoyos siempre dan más fuerza y crean buenos vínculos en este mundo caótico.
Saludos cordiales.

Nersa Roa de Alvarez dijo...

me encanto el tema,en consecuencia debo expresar que todo es una cuestión de actitud y conductas, a medida que vivimos bien y comulgamos con nosotros mismos y con los demás en un sentir y pensar profundo, amando, dando otorgando ,recibiendo, disfrutando cada instante vivido, cada latido y respiro de nuestrio cuerpo, no haciendo mal sino viviendo en armonía con el entorno, expresando la caridad de la palabra y la caridad de acción (Solidaridad, humanidad, justicia entre otras condiciones) estoy segura de que muchas cosas mejoraran. Mucha armonia para ti y para tus lectores y para todo el mundo, besos desde Venezuela

JAVIER AKERMAN dijo...

Hola Noa:
Un placer tu comentario.
Besos para ti.