viernes, 28 de marzo de 2014

DEDICATORIA DE MÉRITOS

El concepto tibetano de “merito” poco tiene que ver con lo que conocemos en occidente, centrado más en los logros del “yo”.
En el yoga tibetano se entiende el mérito  como “potencial positivo”, es decir, lo que surge como consecuencia de ser, sentir, actuar y compartir de forma constructiva por y para los demás, pero sin olvidarse de uno mismo.
Desde el punto de vista budista, la felicidad es el resultado de los potenciales positivos que hemos ido desarrollando por análisis, práctica y comprensión.
El budismo y el yoga dejan bien claro que nuestra naturaleza búdica está ahí, ya contamos con un inmanente “potencial positivo de méritos”: Es nuestro “capital bancario espiritual infinito”.
El acto de “dedicar los méritos” que obtuvimos durante una clase o práctica yóguica, meditativa, laica o profana en nuestra vida diaria, conlleva una intención simple pero poderosa en su fondo: “Que todos los seres sean felices”.
Con la dedicatoria de méritos lo que promovemos es vivir y “mover” la experiencia en nuestro ser para aliviar el sufrimiento de los demás y encender luminarias de compasión en el corazón puro (“dorjé”) de todos los seres, a la vez que lo hacemos en nosotros, pues… no hay separación.
En nuestra Escuela de Yoga Tibetano (Jamyang Yoga) recitamos las siguientes afirmaciones de “méritos” y la “intención auspiciosa” al final de cada práctica de yoga o de meditación. Son el “mudra” (sello espiritual) de nuestro entrenamiento final.
Mi maestro Tulku Tsering me lo enseñó hace más de treinta años:

GRACIAS POR ESTAR AQUÍ
GRACIAS POR APRENDER Y PRACTICAR
GRACIAS A QUE LO APRENDIDO Y PRACTICADO SEA EN BENEFICIO DE MI MISMO, PERO SOBRE TODO Y POR ENCIMA DE TODO QUE SEA COMPARTIDO EN BENEFICIO DE TODOS LOS SERES SINTIENTES.

ME COMPROMETO DESDE ESTA CLASE A LA SIGUIENTE:

A QUE CON TODO SER SINTIENTE QUE SE ENCUENTRE CONMIGO,
QUE LE VEA O ME VEA,
QUE PIENSE EN MI O PIENSE EN ÉL,
QUE LE HABLE O ME HABLE,
QUE LE TOQUE O ME TOQUE…
QUE SEA LIBERADO DEL SUFRIMIENTO.

TASHÍ DELÉK

9 comentarios:

elbudacurioso dijo...

Gracias por la excelente explicación y por la afirmación de méritos que recitáis. Me gusta bastante, la recitaré yo también a partir de ahora.

Un Abrazo

elbudacurioso dijo...

Gracias por la excelente explicación y por la afirmación de méritos que recitáis. Me gusta bastante, la recitaré yo también a partir de ahora.

Un Abrazo

Salva dijo...

Hermosa dedicatoria de méritos.
Gracias por compartirla Javier.
Buen fin de semana.

Ricardo Tribin dijo...

Mi muy querido y admirado maestro Javier.

Que magnífica y espiritual definición del mérito el cual no siempre es posible de ser aparentado.

Fraternal abrazo.

JAVIER AKERMAN dijo...

Gracias, querido Ricardo. Un abrazo enorme.

JAVIER AKERMAN dijo...

Gracias, querido Salva.
Eres genial.
Un abrazo grande.

JAVIER AKERMAN dijo...

Gracias elbudacurioso.
Un abrazo agradecido.

RECOMENZAR dijo...

un no he entendido en mi mente lo que merito es
Tus palabras maravillosas no entran en mi porque no entiendo.merito es algo valioso pero necesitaria palabras mas normales ya que yo no practico el budismo aunque me gustaria.
No lo practico ya que entiendo la calma

no reaccionar
y poder dar mas de lo que recibo
La paz mental la logro a traves de la respiracion- Y controlo mi mente puedo hacerlo
Quedo a la espera de tu respuesta y si es posible en mi blog
asi mas personas que se sientan como yo
pueda entender lo que leen
mil gracias

JAVIER AKERMAN dijo...

Para allá voy, querida amiga.
Un abrazo grande.