miércoles, 7 de noviembre de 2012

BUSCAR LO QUE NOS UNE.


Si dejamos a un lado los apegos a las formas y a las doctrinas podemos encontrar lo que une a las diversas religiones y no lo que las separa. Si leemos con desapego y objetividad diversos textos cristianos o budistas, saltan a la vista y llaman al corazón las similitudes. Hay muchos cristianos “sin cruz”, es decir, ateos o agnósticos que en su comportamiento diario son ejemplo a seguir. ¿Por qué tenemos la manía de resaltar las diferencias y no las similitudes? La verdadera espiritualidad es abrir el corazón y la mente, no cerrarlos ante aquello que no conocemos o no queremos conocer. Si muchos cristianos leyeran las enseñanzas de Buda y los budistas las palabras de Cristo, se abriría una puerta a la verdadera espiritualidad, y todo ello sin renunciar a las creencias de cada uno. Hay un texto zen que define muy bien lo que acabo de decir: 
Un monje budista del maestro Gasan visitó la universidad en Tokio. Cuando regresó, le preguntó al maestro si alguna vez había leído la Biblia cristiana. “No”, respondió Gasan, “por favor léeme algo de ella”. El monje abrió la Biblia en el Sermón de la Montaña y empezó a leer. Después de leer las palabras de Cristo sobre los lirios en el campo, se detuvo. El maestro Gasan permaneció en silencio durante un largo tiempo. “Sí”, dijo finalmente, “quien haya pronunciado estas palabras es un ser iluminado. ¡Lo que acabas de leerme es la esencia de todo lo que he estado tratando de enseñarte aquí!”

5 comentarios:

Antonio Chaman dijo...

maravillosa entrada...seamos todos cristianos sin cruz o budistas sin Buda
un abrazo

luzysolyluna dijo...

Hola, totalmente de acuerdo, con lo que has escrito, resalto esta frase tuya.

"¿Por qué tenemos la manía de resaltar las diferencias y no las similitudes? La verdadera espiritualidad es abrir el corazón y la mente, no cerrarlos ante aquello que no conocemos o no queremos conocer.

Gizela dijo...

Ciertamente, una maravillosa entrada!
Un placer y siempre lindas lecciones

Besos Javier!

Salva dijo...

Gracias Javier por compartir entradas tan alecionadoras como esta.
Un abrazo.

JAVIER AKERMAN dijo...

Gracias, Antonio, Gizz, Luzy y Salva por vuestras palabras. Un abrazo y muchas bendiciones.