jueves, 21 de julio de 2011

¡YOUSEF SOMOS TODOS!


Varios grupos civiles están pidiendo que las cortes de Irán dejen sin efecto la sentencia de pena de muerte del pastor cristiano Yousef Nadarkhani, acusado de "apostasía". Una corte penal iraní dijo que "si se probaba que evangelizaba a musulmanes la sentencia debía cumplirse".

Escribamos a Amnistía Internacional y unamos fuerzas para solicitar a las autoridades iraníes que indulten al pastor evangélico:

http://www.es.amnesty.org/colabora/asociarse/?gclid=CLKmj5PX95QCFQkYQgod-RJcqQ

También puedes hacerlo escribiendo a Avaaz:

http://www.avaaz.org/es/

Es una barbarie que a alguien se le condene a muerte por razones religiosas (ni por ninguna otra razón) en pleno siglo XXI.

La compasión debería ser el referente humano que una todas las tradiciones, razas y naciones. Sin ella la oscuridad, el dolor y barbarie será el panorama que reinará libremente en este mundo dividido.

Os ruego, independientemente de vuestras creencias religiosas, escribáis a alguna de las mencionadas organizaciones para unir nuestras voces solidarias a favor del indulto para Yousef.

¡Yousef somos todos!

ÚLTIMA HORA:

El pastor evangélico iraní que fue sentenciado a la pena de muerte por apostasía ya no está en el corredor de la muerte, dijo su abogado. El Supremo Tribunal iraní revocó la sentencia de muerte del pastor Yousef Nadarkhani de la ciudad norteña de Rasht, el abogado, Mohammad Ali Dadkhah dijo a la agencia France-Presse. Apenas unos días antes, grupos de derechos humanos habían informado de que el Tribunal Supremo había declarado culpable de apostasía a Nadarkhani y confirmaron la sentencia la pena de muerte por un tribunal inferior. El Supremo había declarado culpable de apostasía a Nadarkhani y confirmaron la sentencia la pena de muerte por un tribunal inferior. Nadarkhani, que fue detenido en octubre de 2009, se convirtió del Islam al cristianismo en su adolescencia. El ahora pastor de una iglesia evangélica, de 32 años de edad, fue detenido por primera vez por protestar contra los niños cristianos que se ven obligados a participar en la educación religiosa musulmana en la escuela. El año pasado fue condenado a muerte por apostasía. “El Tribunal Supremo ha anulado la condena a muerte y devolvió el caso a la corte en Rasht (su ciudad natal), pidiendo al acusado, que se arrepienta“, dijo el abogado de Dadkhah. “Arrepentirse” a los ojos de la ley islámica sharia significa que el Pastor Nadarkhani debe renunciar a su conversión.


1 comentario:

luzysolyluna dijo...

Javier: las url.... que dejaste llevan a pagina de avaaz, y amnistia, pero no encuentro el lugar donde firmar por lo del pastor en Irán. Si puedes pon la url, que lleve ya directamente al tema. Sería más rapido.

Un abrazo. No hace falta que publiques esto, te lo comento, por si no te diste cuenta. Gracias.