domingo, 24 de enero de 2010

THOMAS MERTON: LA VÍA "TEÍSTA" DEL DHARMA.


Thomas Merton fue monje cristiano trapense de la abadía de Getsemani, fallecido en 1968. Fue un profundo defensor del budismo y del taoismo, sin tener que abandonar para ello el cristianismo.

Según lo interpretó, la senda del Tao y del Dharma se inicia con el simple estado que denominamos “existencia”. Como en el Zen, Merton nos dice que no hemos de reflexionar conceptualmente y tampoco ahondar de manera consciente en él (pues cuando lo miramos desaparece y cuando tratamos de captarlo se vuelve intangible). Dice Merton, uniendo las tradiciones de oriente y occidente: “Hemos pues de vivir tranquilamente, en la humildad de una existencia simple y normal. He aquí como esta senda, filosóficamente, coincide con la vida de fe cristiana”. Más bien es cuestión de creer en el bien, y no de concebirlo como el fruto de nuestros esfuerzos. Es decir, si creemos en el Bien y lo sentimos como tal avanzaremos hacia él.

Merton pensaba que el secreto del camino del Dharma no consiste en la acumulación de la virtud y del mérito, sino en el wu wei, en el no-hacer o no-acción, y en no preocuparse de planificar conscientemente. Una de las máximas de Chuang Tzu confirma dichas reflexiones:

“Felicidad y bienestar son posibles en el mismo momento en que se deja de actuar con la vista puesta en ellos. Cuando se practica el no-hacer (wu wei) se obtendrán ambas cosas: felicidad y bienestar".

(Foto: Thomas Merton con el Dalai Lama).
www.cocinaemociones.blogspot.com

www.akermanias.blogspot.com

www.javierakerman.blogspot.com

www.doctorakerman.blogspot.com

www.centrocuerpomente.blogspot.com

8 comentarios:

ver con los ojos del corazon dijo...

Qué cierto Javier... Thomas Merton nos muestra esa proximidad espiritual tan necesaria más allá de dogmas y sectarismos. Me encanta leerle... acabé hace poco El Libro de las Horas...sin desperdicio.

Un especial y fuerte Abrazo... Javier... y Feliz semana para todos los seres.

Carmen.

JAVIER AKERMAN dijo...

Sí, querida Carmen. Fue un ser excepcional. Y su legado escrito una verdadera joya espiritual.
Un fuerte abrazo y feliz semana.

María dijo...

Javier:

¡Qué cierto es! que ... si creemos en el bien y lo sentimos como tal avanzaremos hacia él, en otro caso, nos sucederá lo contrario.

Te deseo un feliz y cálido día lleno de luz en un invierno frío y apagado.

Un beso.

JAVIER AKERMAN dijo...

Gracias María.
Besos.

QUEOQUINA dijo...

Ultimamente en las lecturas que hago, en lo que escucho de los maestros es el "no hacer" y creo que las cosas de pronto no me vienen por casualidad y que lo pongo en acción profunda, las experiencias han sido otras y sorprendentes, una vez más la encuentro en tu espacio, gracias Javier, un abrazo.

JAVIER AKERMAN dijo...

Gracias a ti, Queoquina.
Un fuerte abrazo.

|||||_______/ dijo...

Sr. Akerman. Su blog ha tomado una importancia muy grande para mi. Es fuente de conocimiento que trato de incorporar y practicar.

Se lo agradezco muchísimo. Me hace usted feliz.

JAVIER AKERMAN dijo...

Estimado Gregorio:
Sus palabras me emocionan y son un estímulo para hacer mejores post.
Buen fin de semana.
Un saludo cordial.