jueves, 3 de septiembre de 2009

UN CLÁSICO ZEN: "LAS PUERTAS DEL CIELO".

Un samurai fue a ver al Maestro Zen Hakuin y le preguntó: "¿Existe el infierno? ¿Existe el cielo? ¿Dónde están las puertas que llevan a ellos ? ¿Por dónde puedo entrar?
Era un guerrero sencillo. Los guerreros siempre son sencillos, sin astucia en sus mentes, sin matemáticas. Sólo conocen dos cosas: La vida y la muerte. El no había venido a aprender ninguna doctrina; solo quería saber donde estaban las puertas, para poder evitar el infierno y entrar en el cielo.

Hakuin le respondió de una manera que sólo un guerrero podía haber entendido.
¿Quién eres?", le preguntó Hakuin.
"Soy un samurai, le respondió el guerrero, hasta el emperador me respeta".
Hakuin se rio y contestó "¿Un Samurai, tú?. Pareces un mendigo".
El orgullo del samurai se sintió herido y olvidó para que había venido. Sacó su espada y ya estaba a punto de matar a Hakuin cuando éste dijo:
"Esta es la puerta del infierno. Esta espada, esta ira, este ego, te abren la puerta".
Esto es lo que un guerrero puede comprender. Inmediatamente el samurai entendió. Puso de nuevo la espada en su cinto y Hakuin dijo: "Aquí se abren las puertas del cielo.
La mente es el cielo, la mente es el infierno y la mente tiene tiene la capacidad de convertirse en cualquiera de ellos. Pero la gente sigue pensando que existen en alguna parte, fuera de ellos mismos... El cielo y el infierno no están al final de la vida, están aquí y ahora. A cada momento las puertas se abren... en un segundo se puede ir del cielo al infierno, del infierno al cielo".

Puedes visitar también:

www.tantrayana.blogspot.com

www.doctorakerman.blogspot.com

www.cocinaemociones.blogspot.com

18 comentarios:

QUEOQUINA dijo...

Me encantó esta reflexión tan cierta¡, muchas gracias por compartirla, un abrazo.

JAVIER AKERMAN dijo...

Gracias a ti Queoquina.
Feliz fin de semana.
Un abrazo.

Shanty dijo...

¡Buenísimo! Y creo en ello.

Saludos.

JAVIER AKERMAN dijo...

Hola Santhy:
Sí, yo también querida amiga.
Un abrazo.

Gizela dijo...

Muy cierto Javier...todo esta en nuestra mente.
Y la mente por lo tanto tiene el poder de atraer cielos e infiernos.
Un beso grande y linda semana

JAVIER AKERMAN dijo...

Cierto Gizz.
Besos y feliz semana también para ti.

Patricia dijo...

Gracias por las ensenyanzas, jamas las olvidare, gracias por la amistad que me diste todo este tiempo. Que Dios te bendiga.
besos.

JAVIER AKERMAN dijo...

Hola Patricia.
Gracias a ti. Pero espero que sigamos en contacto.
Besos querida amiga.

Ricardo Tribin dijo...

Mi muy admirado y apreciado Javier,

Excelente escrito con profunda reflexion en donde, como en el libro de Allighieri, se transita entre el cielo y el infierno.

Brillante has estado, como lo acostumbras.

Un fuerte abrazo

JAVIER AKERMAN dijo...

Mi querido amigo Ricardo:
Gracias, un placer tu visita.
Un fuerte abrazo.

José Barroso dijo...

La sabiduria reside en cada uno , por tanto el propio universo tambien.
Cuando aceptemos y comprendamos que no existe la noche sin el dia , la alegria sin la pena, el placer sin el dolor, desde luego el cielo sin el infierno, también comprenderemos que el camino es mas sencillo de recorrer.
Un abrazo Javier.

JAVIER AKERMAN dijo...

Gracias José por tu reflexión.
Feliz fin de semana y un fuerte abrazo.

Maria Jesús dijo...

Leer tu blog siempre me hace sentir mejor porque me aporta nuevas perspectivas

JAVIER AKERMAN dijo...

Me alegro María Jesús.
Feliz semana.
Un fuerte abrazo.

Acuarius dijo...

Pienso que usted...
es un buen hombre.
Un gran Ser

JAVIER AKERMAN dijo...

Gracias Acuarius, pero soy un ser normal, con muchos defectos y algunas virtudes, pero trato de corregirme a mi mismo e identificar mis fallos.
Un saludo cordial y gracias por la visita al blog.

WILHEMINA QUEEN dijo...

QUé belleza Javier, yo lucho tanto con algunos malos sentimientos, bien sabe el universo que lucho, pero cómo cuesta superar algunos que se enraizaron profundamente.
¿Me alcanzará esta vida para mejorar?

mil besos!

JAVIER AKERMAN dijo...

Querida Vero:
Tu intención está allanando el camino, querida amiga.
Feliz semana y un beso muy grande.